Las clases particulares son un recurso clave para muchos alumnos en sus necesidades de formación.

Clases particulares. La actual crisis económica que estamos sufriendo afecta a todos los profesionales, y los docentes y profesores no se han escapado de este gran bache. ¿Qué hacer mientras se aspira a conseguir una plaza en la educación pública o privada? Hay varias opciones pero ser profesor particular es una alternativa al paro que cuenta con muchas ventajas. Te explicamos algunas a continuación.

Un profesor particular ofrece clases de apoyo o clases particulares a niños, adolescentes o alumnos de cualquier edad y de cualquier materia. Ser profesor a domicilio no es una tarea exclusiva para los docentes que imparten clases de apoyo escolar, clases de inglés o clases de matemáticas. Cada vez hay más alumnos que requieren clases personalizadas de fotografía, diseño gráfico, entrenamiento físico personalizado, coaching o simplemente de cómo hablar en público. El sector de la formación personalizada y a domicilio aún tiene muchas ventajas por explorar.

¿Qué te aporta ser profesor particular? Para el docente, dar clases a domicilio es una experiencia que requiere mucha psicología, ser muy permeable al cambio y supone un gran reto, ya que, no tener estructurado un calendario escolar como tal y tener que adaptarse a las necesidades de los alumnos requiere empatizar mucho con ellos y saber captar realmente cuáles son sus necesidades de refuerzo o formación. Además, para el docente, dar clases particulares de forma profesional es adquirir experiencia como docente que debería ser valorable para las empresas de formación. Un profesor en paro y sin experiencia no es lo mismo que un profesor que ha dedicado su tiempo a formar a alumnos que requerían clases de apoyo.

¿Qué ventajas ofrece un profesor particular? Para el alumno le permite mayor libertad de horario, una formación personalizada y sin tener que desplazarse de su domicilio y sobre todo, un aprendizaje más efectivo al recibir esas clases de apoyo para él solo o en grupos muy reducidos.

Ser profesor particular y dedicarte a dar clases de apoyo y clases particulares a domicilio es una buena alternativa para no ser un profesor en paro. Anúnciate en ProClases.es y dale vida tu carrera profesional como docente 😉

Comparte este artículo si te resultó interesante. ¡Gracias!


Comentarios cerrados.