Según Sebastián Gertrudix, la concepción pedagógica del éxito consiste en conseguir que los estudiantes sean personas respetuosas con los demás, con un profundo sentido democrático y solidario, con una buena competencia en los aprendizajes y con gran autonomía para el estudio y el trabajo. En definitiva se trata de buscar personas que no pierdan la curiosidad por aprender. ¿Se puede evitar por tanto el fracaso escolar?

 De todos es conocido los temores de los padres e hijos a la hora de enfrentarse a un nuevo curso escolar y al fracaso esolar a final del mismo. Durante el curso nos planteamos miles de situaciones que no sabemos si controlaremos o si nuestros hijos sabrán superar. Conflictos entre compañeros, dificultades en el aprendizaje de alguna materia, la relación con los profesores y con los compañeros, etc, pueden ser esas situaciones clave que lleven al alumno a un momento delicado a lo largo del curso. A estas situaciones debemos sumarle las condiciones particulares de cada casa y cada individuo.

Tenemos que plantearnos como podemos ayudar a nuestros hijos o alumnos a superar con éxito el curso y para ellos dejamos unos puntos a tener en cuenta por padres y profesores:

  • Autoestima, la seguridad en sí mismo en la mejor forma de construir el carácter de nuestros hijos y alumnos. Por lo tanto, un niño que crece y estudia en un ambiente en donde los profesores y los familiares tienen expectativas positivas sobre él, se formará y crecerá con conceptos positivos de sí mismo.
  • Sueño, es muy importante para el rendimiento de los alumnos un buen descanso. Cuando dormimos bien por la noche estamos más dispuestos a cumplir con nuestras obligaciones y somos más resolutivos y productivos.
  • Alimentación, una buena alimentación influye en el rendimiento intelectual físico y anímico de los niños; realizar 5 comidas repartidas a lo largo del día es un buen aliado a la hora de hacer que nuestros hijos y alumnos rindan mejor, ya que estas comidas aportaran toda la energía necesaria para llegar al fin del día con las pilas cargadas.. Igualmente es muy importante la hidratación, intentando que el consumo de agua sea de 1,5 l al día como mínimo.
  • Ejercicio, la actividad física es necesaria en el día a día de los niños, la energía que los niños acumulan durante el horario escolar es muy grande y se acumula, por ello es muy beneficioso que los pequeños de la casa realicen a diario una actividad física para que se sienta realizado.
  • Implicación de padres y profesores, la buena comunicación entre padres y profesores es esencial en el éxito escolar de los niños y niñas. De esta forma nos aseguramos de estar al tanto por parte de los padres de todas las circunstancias que rodean al niño en el colegio y por parte de los profesores de cada circunstancia de cada niño en casa.
  • Rutina, podemos decir que es una de los puntos más importantes, ya que creando en nuestros hijos una rutina colaboramos a forjar un hábito diario tanto en horario escolar como en el extraescolar, teniendo en cuenta las aptitudes y características de cada niño.
  • Disciplina, es la serie de normas  y reglas que debemos seguir para un buen desarrollo del aprendizaje y hábitos de conducta, pero no es una disciplina solo a cumplir por el alumno o hijo, más bien es una disciplina a cumplir por los modelos de éstos, es decir, sus padres y profesores, no podemos pretender que nuestros pequeños cumplan unas normas que no cumplimos nosotros.

Tanto si eres padre, madre o profesor, no se puede dejar de tener en cuenta este tipo de rutinas y actitudes. La clave para evitar un fracaso escoalr es un trabajo fundamentalmente del alumno pero si su entorno le facilita, o al menos, no le pone trabas, el éxito puede llegar de una forma más fácil y natural.

Si eres profesor particular no dejes que haya alumnos que no consigan el éxito. ANÚNCIA CLASES PARTICULARES AQUÍ. Si eres padre, BUSCA PROFESOR PARTICULAR AQUÍ  para ayudar a tus hijos a alcanzar ese éxito escolar.

photo credit: left-hand via photopin cc

Comparte este artículo si te resultó interesante. ¡Gracias!


Comentarios cerrados.