El precio de las clases particulares se puede calcular en función de varios parámetros.

 

En nuestra anterior entrada del blog (Septiembre: el mejor mes para anunciar clases particulares) os dábamos datos sobre qué época del año es la ideal para buscar trabajo como profesor particular. Septiembre es el mes rey para anunciar clases particulares pero los que os queréis anunciar os preguntáis ¿cuánto tengo que cobrar por mis clases particulares? Los padres y madres se hacen la misma pregunta ¿cuál es un precio justo para unas clases particulares? Os ayudamos a ambos a aclarar vuestras dudas.

Fijar un estándar sobre los precios de las clases particulares no es posible normativamente y desde ProClases no pretendemos hacerlo. Lo que os proponemos a continuación son recomendaciones para fijar vuestros precios y valorar vuestro trabajo. Claro está que en muchas ocasiones el precio lo fija el mercado en el que competís y que, muchas veces, salirse de ahí es complicado. Además, el precio de su trabajo lo pone cada persona o empresa, ya que ellos son los únicos que saben cuánto les cuesta lo que hacen.

¿Cuánto cobrar?

En ProClases puedes conocer los precios medios de los profesores y academias que se anuncian ofreciendo sus servicios en nuestra página de Precios y Tarifas medias de clases particulares. Son precios orientativos obtenidos haciendo la media de todos los profesores que se anuncian en cada categoría, y están actualizados de forma diaria, lo que te dará sin duda alguna información veraz y actualizada del precio de las clases particulares. Sin embargo, eso no deja de ser una orientación de cómo se mueve el mercado en general.

A la hora de fijar un precio tienes que tener muy claro qué es lo que ofreces a tus clientes, tanto si eres un profesor particular a domicilio como si eres una academia que ofrece clases particulares. Analiza tus ventajas competitivas, es decir, lo que te hace diferente al resto, y valóralas. Seguramente pensarás que haces lo mismo que los demás, y seguramente estés en lo cierto pero, si te paras a pensar podrás encontrar cosas como cercanía en tu área de influencia, flexibilidad horaria, experiencia, empatía con los alumnos, conocimientos complementarios, etc. Elije, como máximo, las tres ventajas que creas más importantes y pondéralas del 1 al 5 sin repetir número.

Una vez que tengas fijados tus puntos fuertes, analiza los costes que para ti implican tus clases particulares. Si trabajas impartiendo clases a domicilio, valora los costes de desplazamiento y los horarios de trabajo. Si eres una academia, además valora los gastos del local y el coste del personal. Pondera igualmente, como máximo,  los tres gastos que creas más importantes del 1 al 5 sin repetir número.

Por último, define la cantidad máxima y mínima de alumnos que van a recibir tus clases particulares. La calidad de una clase particular depende mucho del número de personas que la van a recibir. Grupos más reducidos, o con una sola persona, recibirán clases de mayor calidad que grupos más numerosos, simplemente por el hecho de poder recibir atención más personal durante más tiempo. Haz tres grupos de alumnos y valora la calidad de 1 al 5 sin repetir número.

La fórmula nos quedaría de la siguiente forma:

Precio clases particulares = (Ventaja1 + Ventaja2+ Ventaja3) + (Costos1 + Costos2 + Costos3) + (Alumnos1 + Alumnos2 + Alumnos3) €

Ejemplo

Siendo las posibles variables algo así:

Ventaja 1 – Experiencia  5 €
Ventaja 2 – Cercanía en mi zona de influencia 3 €
Ventaja 3 – Horario 2 €
Costo 1 – Autónomo/Alquiler/SS 4 €
Costo 2 – Desplazamiento 1 €
Alumnos1 – Grupos de 1 persona 5 €
Alumnos2 – Grupos de 4 personas 3 €
Alumnos3 – Grupos de 6 o más personas 1 €

Como ejemplo, supongamos que se quiere dar clase a un alumno de algo de lo que tenemos mucha experiencia y sobre lo que podemos aportar bastante, cerca de la zona del alumno, adaptándonos a su horario y siendo autónomo. En esta caso, para una clase de 1 alumno el precio de las clases particulares sería de 5+3+2+4+1+5 = 20 € la hora, clase o el intervalo de formación definido.

Esta fórmula no deja de ser una guía o forma de organizar y poder calcular o estimar un precio. Los parámetros sobre los que podéis basar el cálculo los podéis adaptar vosotros a vuestras necesidades y características particulares.

¿Cuánto pagar?

En muchas ocasiones los padres y alumnos se dejan llevar por el coste de la clase particular más que por la calidad de la misma. Desde ProClases somos defensores de la calidad por encima del precio, siempre que el precio sea un precio justo y adecuado al mercado. La formación es algo fundamental en nuestras vidas, tanto si somos adultos o para los niños. Nos formamos durante toda nuestra vida y es igual de importante la formación que recibimos desde niños como la que adquirimos siendo adultos para mejorar en nuestra actividad laboral.

A la hora de elegir un profesor particular o una academia para tus clases particulares hay muchas variables a valorar. Valora la experiencia del profesor, valora los métodos que utiliza, valora la disponibilidad horaria, el número de alumnos que hay en cada clase, las instalaciones, el material escolar o de apoyo. No te dejes llevar solo por el precio porque los resultados finales dependen de la calidad de la clase, no del precio.

Conclusión

El precio de las clases particulares estará influenciado principalmente por el mercado pero, no te dejes llevar solo por eso. Valora lo que ofreces y lo que buscas y hazlo notar. Si eres un gran profesor particular que ofrece resultados, haz que tus clientes lo sepan y podrás cobrar más por tus servicios. La clave no está en el precio, la clave está en los resultados ¿en cuánto valoras un aprobado?

Esperamos haberos sido útiles y que podáis encontrar muchos alumnos a los que ayudar en su día a día.

 

ANUNCIA TUS CLASES PARTICULARES AQUÍ

 

Photo by Photl.com

 

Comparte este artículo si te resultó interesante. ¡Gracias!


Comentarios cerrados.